Ozonoterapia en el tratamiento de la Demencia Senil

La demencia senil

Es, probablemente, una de las afecciones más temidas por la humanidad que envejece y peor manejada desde el punto de vista clínico, lo que agrava aún más su pronóstico no sólo para el paciente, sino también para la sociedad en que vive. Un grupo de pacientes (205), con diagnóstico de demencia senil no curable (vascular, degenerativa o mixta) recibió, diariamente, ozono por vía rectal (20 sesiones), en dosis de acuerdo con su estado enzimático.

Fueron evaluados por : exámenes clínicos, pruebas psicométricas, escala de Hachinsky, índice de Katz, pruebas de Hamilton y la evaluación multidimencional, al inicio y al final del tratamiento. Se alcanzó una mejoría importante en los estados médico (75%) y mental (75%) y en las actividades de vida diaria (76%), para todo tipo de demencia, con mejores resultados en las demencias vasculares. No se observó ningún efecto adverso.

Se recomienda esta tarea terapéutica en el tratamiento de la demencia senil no curable.