TEORÍA DEL ENVEJECIMIENTO OCACIONADA POR RADICALES LIBRES

Radicales Libres

La teoría del envejecimiento ocasionada por los radicales libres sostiene que los organismos envejecen porque con el paso del tiempo acumulan el daño ocasionado por los radicales libres. La teoría fue propuesta por primera vez en la década de 1950 por el Dr. Denham Harman, bioquímico y profesor emérito de medicina. En 1972, Harman amplió la idea para relacionar la producción mitocondrial de especies reactivas de oxigeno como el principal organismo generador de daños y enfermedades. Según Harman, el envejecimiento se produce cuando las células se ven sometidas a los daños generados por el ataque constante y vitalicio de los radicales libres.

Los daños que inflige su ataque incontrolado menoscaba la integridad de moléculas celulares importantes, como proteínas, grasas, carbohidratos y ácidos nucleicos de la célula. Con el paso del tiempo el daño acumulado destruye la fidelidad molecular y la función celular para, después, expandirse al exterior y afectar tejidos y órganos, acelerando el proceso de envejecimiento y, en última instancia manifestarse a través de alguna forma de enfermedad degenerativa.

Los investigadores han establecido ahora una correlación entre una veintena de enfermedades degenerativas y el estrés oxidante provocado por los radicales libres. Según Harman, tales enfermedades no son entidades separadas, sino diferentes formas de expresión del proceso de envejecimiento influido por el legado genético y por factores ambientales. Actualmente se calcula que entre 80 y 90% de todas las enfermedades degenerativas involucran alguna forma de actividad de los radicales libres.

En la actualidad

El daño que generan los radicales libres dentro de las células está relacionado con diversos padecimientos, incluyendo enfermedades cardiovasculares, cáncer, artritis, aterosclerosis, enfermedad de Alzheimer y diabetes. También hay evidencia de que algunas especies reactivas de nitrógeno pueden desencadenar mecanismos de muerte cerebral dentro de cuerpo, provocando apoptosis, que es una forma de suicidio celular. Que enfermedad acabara por afectarnos depende mucho de nuestro estilo de vida individual, de las opciones alimenticias que hayamos seguido a lo largo de nuestra vida y de la manera en que caigan nuestros “dados genéticos” al momento de nuestra concepción.